/>

audios

Más allá de las redes sociales. Lo que realmente ocurrió. Madre de niño raptado rompe el silencio y da su versión en torno al caso.
  • Más allá de las redes sociales. Lo que realmente ocurrió. Madre de niño raptado rompe el silencio y da su versión en torno al caso.

    10/11/2018 - Locales Más allá de las redes sociales. Lo que realmente ocurrió. Madre de niño raptado rompe el silencio y da su versión en torno al caso.

Fuente: María Clotilde Ríos

Un caso que sacudió a la ciudadanía se dio esta semana en Villarrica, cadena de mensajes de advertencia, imágenes, audios y otros contenidos se difundieron rápidamente a través de las redes sociales. El tema se prestaba sin duda para ser preocupante, pues se hablaba del supuesto rapto de un menor de edad. 

La familia decidió romper el silencio y en conversación con nuestro medio, la madre del menor dio su versión. Por motivos de seguridad y para resguardar a la identidad de la víctima, la dirección del diario ha decidido no dar nombres, sin embargo, se expone la entrevista a la que se ha accedido.
"Mi hijo tiene 12 años de edad y cursa el 6° Grado. Unas semanas antes de que ocurriera este hecho, mi hijo había extraviado un pendrive perteneciente a uno de sus compañeros. Yo insistí a mi hijo por varios días con este tema pero como ya habían pasado los días, creí que se habían solucionado las cosas; sin embargo, el día lunes anterior a la desaparición de mi hijo, su docente se acerca hasta mi casa y conversa con su padre sobre el extravío del pendrive. Al día siguiente (martes), mi hijo no se prepara para asistir a la escuela y no estudia para el examen del día, esto me produce cierta alteración, lo reprendo severamente por no haber estudiado y además traigo a colación el pendrive de su compañero, presionándolo e insistiendo una respuesta. Allí creo que estuvo mi error, pues fui bastante severa verbalmente con él, por lo que se atemorizó. Posteriormente, como es normal todos los días, su padre lo llevó aproximadamente a las 12:45hs y lo dejó a unas dos cuadras de la institución educativa, debido al temor con que había quedado luego de mi enojo, él decidió no llegar a la escuela. Pasamos la tarde sin saber de esto hasta que su padre va a las 17:00hs a buscarlo y no lo encuentra, luego va a la casa y me informa de la situación. Creyendo que estaba viniendo con algún compañero, lo esperamos por varios minutos hasta que decidimos ir a buscarlo de nuevo, preguntamos a sus compañeros y fuimos a varios lugares. Transcurrían las horas y no obteníamos ninguna noticia positiva, la desesperación y la impotencia nos inundaron por lo que decidimos ir a la policía. Nos acercamos hasta la Comisaría del Barrio Ybaroty, donde nos dijeron que debían pasar 24 horas de la desaparición para hacer una denuncia formal, pero que debíamos comunicar la situación a la Comisaría de Santa Librada a cuya jurisdicción pertenecemos. Hicimos esto, y el oficial de turno enseñó a mi marido algunas fotos y le informó sobre un niño que había pedido ayuda en una estación de servicios en Tebicuary. El relato de mi hijo fue que no llegó a la escuela por temor, pues no tenía cómo devolver el pendrive y su intención era deambular por la ciudad hasta que llegara el horario para volver a casa, sin embargo se extravió, se le hizo muy tarde y no sabía cómo volver, en estas condiciones se encontraba cuando se le acerca un vehículo negro, del cual sale un hombre, lo saluda, le expresa que es amigo de su padre y que lo llevaría hasta la casa. Mi hijo creyó esto y subió al vehículo, sin embargo se dio cuenta de que se trataba de un engaño y aprovechó una disminución de velocidad para abrir la puerta del auto y lanzarse frente a una estación de servicios donde estaban unos guardias, a los que se acerca llorando a pedir ayuda para volver con su familia. Los guardias lo ayudan llevándolo hasta la Comisaría de Tebicuary de donde lo recogimos.
Mi hijo fue asistido por un profesional en psicología y no presenta rastros de violencia. Nos encontramos mal emocionalmente, puesto que todo lo que pasamos ha sido muy difícil. A esto se suman informaciones incoherentes que circulan en las redes sociales y en los medios. El caso ya está en manos de la Fiscalía y la investigación debida se realizará seguramente. Yo solicito a las personas que difunden mensajes negativos contra mi familia y en contra de mi hijo, que se pongan en nuestro lugar, algunas difusiones insinúan que mi hijo no contaba con documentos, hablaban de violencia intrafamiliar o que quizás todo fue mentira y son compartidas sin pensar en el dolor que padecimos y seguimos padeciendo", fue lo expresado por la madre de la víctima.
El niño y su familia se encuentran con asistencia psicológica, mientras que las investigaciones en torno al caso continúan.