/>

audios

Pecados ajenos, inocentes pagan por pecadores.
Fuente: Notiguaira

Hoy ya solo vemos rostros cansados de tanta confusión y consecuencias que son pagadas por personas que quizás nada tuvieron que ver en la puja por el poder.
Si volvemos unos meses atrás, podremos recordar que durante la luna de miel de Rodolfo Friedmann Alfaro junto con su esposa Marly Figueredo, aparecía en el recinto de la Junta Departamental, el 03 de marzo del 2017 una breve nota que supuestamente expresaba la renuncia indeclinable de Friedmann a la Gobernación del Guairá. De manera inmediata, en la misma sesión donde fue considerada tal nota, se hace pública la noticia de que el entonces Concejal Departamental por Paso Yobái, Óscar Chávez asumió la Gobernación para completar el período iniciado por Friedmann.
Tan sólo unos minutos después, Rodolfo Friedmann manifiesta a través de su cuenta de Facebook, haberse enterado de la situación por medio de la prensa y publica las siguientes expresiones: "Hasta qué punto llega la ambición, la maldad el egoísmo y la irresponsabilidad y poca seriedad de seudos políticos que creen que con falsas informaciones una vez más me quieren o intentan tratar de perjudicarme a mi y a mi gente.
Primeramente estoy fuera del país con permiso de la Junta Departamental como es de público conocimiento
NIEGO CATEGÓRICAMENTE HABER RENUNCIADO A MI CARGO repudio a los que armaron estas farsa y CONVOCO al pueblo a salir a defender a sus autoridades legítimamente constituidas"
Al día siguiente, el mismo llega al país e ingresa a pesar de diversas dificultades a la institución donde se encontraba Óscar Chávez junto con sus seguidores, la conversación se tornó difícil entre ambos y no hubo acuerdo.
Las semanas transcurrieron, al igual que los meses, denuncias, suspensión de algunos concejales y la incidentadas sesiones de la Junta Departamental se hicieron la costumbre de cada viernes a la mañana. Tras esto, se vino la toma de la institución, la pericia de la firma al pie de la nota de renuncia y confusiones mucho mayores con escándalos en todas las aristas.
Un problema político desembocó en un problema social que quedará para siempre en la historia del Departamento del Guairá y la Culta Ciudad de Villarrica. Ya son nueve meses en zozobra, y hoy tristemente, funcionarios de la institución continúan con sus reclamos debido a que desde hace unos meses no perciben sus salarios correspondientes, debido a que los fondos para la Gobernación no son liberados por Hacienda por la situación político - social que se vive. Los funcionarios incluso han llegado al límite de cerrar las puertas de la institución como medida de fuerza extrema, puesto que familias enteras se ven profundamente afectadas por todo este escándalo donde al final los trabajadores terminaron pagando actos egoístas tras la discordia por el poder.