/>

audios

Baches, el eterno peligro en el tránsito.
Fuente: Notiguaira

Los baches son causados por el agua filtrada en las grietas de una carretera. Esta filtración debilita lentamente la integridad de su superficie. Las grietas en la superficie de la carretera tienden a formarse en áreas en las que los neumáticos están más frecuentemente en contacto con el pavimento de los carriles de circulación. Además, la tensión causada en la calle por el tráfico pesado debilita la base de asfalto de la carretera. Una vez que ésta se debilita, se forman grietas en el pavimento permitiendo que el agua de lluvia se filtre. Un duro invierno también puede causar grietas en la superficie de asfalto. Los episodios repetidos de congelación y descongelación expanden y contraen el agua en el interior de las grietas de la carretera. El intenso calor del sol de verano también puede debilitar el pavimento de una carretera muy transitada. Ambos pueden causar un aumento en la anchura de las grietas, lo que en última instancia resulta en el colapso de una pequeña sección de la carretera. Una vez que ocurre este colapso, aparece un bache.

En días lluviosos los baches llenos de agua dañan terriblemente las llantas y neumáticos de un automóvil. 
El trayecto que une a Paraguarí y Villarrica, específicamente en el Cruce Ybytymí se puede apreciar un claro ejemplo del deterioro que presentan las rutas en el país.